domingo, 5 de marzo de 2017

Brevísima historia de la humanidad



- Señora, su marido ha muerto, pero en diez minutos podrá hablar con él.

Aquél era el Protocolo de Entrada. Cuando se extraía la copia de la conciencia de una persona para que pasara a habitar un cielo virtual, el resultado era la muerte física del original.

'Los que sueñan' de Elio Quiroga. Premio Minotauro 2016

Primera parte - En busca del fuego

Una mañana de domingo a finales de noviembre de 1974, un equipo de investigadores estaba excavando un sitio remoto de la región de Afar, en Etiopía. Durante un reconocimiento del área, el paleoantropólogo Donald Johanson descubrió unos restos óseos. Inmediatamente se dio cuenta de que pertenecian a un ancestro humano. Se trataba del esqueleto de una hembra que andaba sobre sus miembros posteriores, signo formal de una evolución hacia la hominización. La bautizaron con el nombre de Lucy, que proviene de la canción 'Lucy in the Sky with Diamons' de los Beatles, ya que era la canción que escuchaban los investigadores en el momento del hallazgo.
Lucy es considerada como la mejor candidata a ser nuestro ancestro directo y, gracias a este y otros descrubrimientos, sabemos ahora que el proceso evolutivo, que culminó en nosotros, no fue lineal, hubo variaciones y experimentación en el camino, y muchas especies acabaron extinguiéndose, como el hombre de Neanderthal


Reconstrucción de Lucy expuesta en el Museo Nacional de Historia Natural 
en Washington D. C.

Lucy, tambien conocida técnicamente como (AL 288-1) está catalogada como homínido de la especie Australopithecus afarensis, y sus restos se considera que tienen de entre 3,2 a 3,5 millones de años de antigüedad. Esto implica que han tenido que pasar más de 3 millones de años para que la evolución darwnista haya modelado nuestra especie hasta alcanzar el actual estado de homo sapiens sapiens. Más de 3 millones de años de lenta evolución a expensas de mutaciones aleatorias que en función del entorno nos fueran confiriendo, o no, una ventaja adaptativa que las hiciera perdurar y se fueran perpetuando para ir modelando nuestro cuerpo y cerebro y acabar convirtiéndonos en la especie dominante. 

Segunda Parte - Fusionándonos con las máquinas

El 9 de octubre de 2010 podría ser considerado desde un punto de vista histórico como el inicio del segundo nivel de la evolución humana ya que ese día en la sección de tecnología del New York Times apareció una noticia que marcaría un antes y un después en la historia de la humanidad y fue cuando nos dimos cuenta que las máquinas habían salido (literalmente) de su 'zona de confort' y habían comenzado su exponencial ascenso. El diario publicaba la noticia del proyecto secreto en el que Google había estado trabajando: un vehículo autónomo que hacia tiempo recorria las calles de San Francisco y Los Angeles. De hecho la noticia añadía que ya tenían 7 prototipos y habían recorrido más de 22.000 kms realizando pruebas con tráfico real. 
[En el libro 'The New Division of Labor' publicado en 2005 por Frank Levy y Richard Murname, académicos del MIT y Harvard respectivamente, dividían las tareas entre aquellas que podían realizar los ordenadores y aquellas que estaban fuera de su alcance para poder establecer las áreas donde los humanos podrían especializarse y prosperar laboralmente. Conducir vehículos estaba totalmente fuera del alcance de las computadoras y por tanto, concluían que todos aquellos empleos relacionados con la conducción como taxistas, transportistas y repartidores tenían su trabajo asegurado.]


Primera imagen del prototipo de vehículo autónomo de Google, un Toyota Prius que en 2010 cuando salio a la luz ya había recorrido miles de kilómetros. 

Desde entonces no hay pasado un solo dia en que las webs especializadas en tecnologia no nos informen sobre nuevos avances en conducción autónoma, en inteligencia artificial, en robótica humanoide y en smart software capaz de realizar tareas que se creían reservadas para el intelecto humano. De hecho cualquiera de los grandes fabricantes de vehículos que llevaba décadas anclado en su zona de confort no ha tenido más opción que presentar una gama de vehículos autónomos y eléctricos para no desaparecer del mercado. 
El nivel de alarma ante no solo la perdida de empleos en favor de las máquinas sino de obsolescencia como seres humanos ha llevado a gurús y visionarios de la talla de Elon Musk a decir que la única alternativa para nuestra supervivencia como especie es convertirnos en cyborgs instalándonos microprocesadores para incrementar nuestras capacidades cognitivas y de raciocinio, ampliaciones de memoria para almacenar grandes cantidades de información y prótesis para incrementar nuestra destreza física. Estas declaraciones que tanto revuelo han levantado entre humanistas alegando que nos restan nuestra esencia más genuina como seres humanos son casi una obviedad dado que ya somos en parte cyborgs todos, ¿acaso no somos totalmente dependientes de nuestro móvil?, ¿no sufrimos ataques de nomofobia cada vez que nos lo dejamos olvidado o lo perdemos de vista por un momento?, ¿no hemos externalizado gran parte de nuestra memoria y capacidad de cálculo en 'la nube'? simplemente no tenemos implantados los smartphones de forma subcutánea pero por lo demás ya están totalmente integrados en nosotros y nos son totalmente imprescindibles



La empresa naval Navantia tiene previsto adquirir exoesqueletos desarrollados por la multinacional estadounidense referente en el sector de la industria de defensa, Lockheed Martin para levantar por ejemplo grandes pesos sin esfuerzo.




Uno de los proyectos que está desarrollando actualmente la DARPA (Defense Advanced Research Projects Agency) está basado en implantes cerebrales para aumentar las capacidades cognitivas de las tropas.  


Pero, ¿donde está el límite de la ciborgización? ¿tiene alguien hoy en día algún reparo en ponerse lentes de contacto para corregir la miopía? y si las lentillas además analizaran a través de las lagrimas tu estado de salud y dispensaran los medicamentos necesarios para sanarte y si incorporaran un sistema de visión nocturna y funciones de microscopio, telescopio y visión termográfica o de infrarrojos y si en lugar de esperar meses o años para un trasplante de riñón, hígado, pulmón etc, hubiera todo tipo de órganos artificiales preparados para implantarlos sin riesgo de rechazo, ¿se negaría alguien a usarlos alegando que le restaban humanidad? ¿y si hubiera todo tipo de prótesis para sustituir cualquier miembro dañado o amputado debido a accidentes?  ¿y si aprender un nuevo idioma fuera tan sencillo como realizarte un implante de memoria? ¿y si en lugar de pasar años sentado en un pupitre copiando apuntes y después memorizándolos pudiéramos acceder y comprender cualquier tipo de conocimiento con solo instalarnos una nueva versión mejorada de nuestros circuitos neuronales?. Y si llegamos al límite, ¿por qué no transferir nuestra conciencia a un robot o a un servidor donde poder prescindir de las limitaciones biológicas?

Tercera parte - Jugando a ser dioses

¿Somos la única especie que tiene una plena consciencia de su desaparición? ¿Fue la aparición de las religiones un producto de la selección natural al conferirnos algún tipo de ventaja adaptativa? ¿compartir mitos comunes nos hacia cohesionar como grupo y generar sinergias para conseguir logros que de forma individual no hubiéramos alcanzado? ¿les confortaba a los primeros homínidos la esperanza de seguir viviendo en otra dimensión, forma, estado o naturaleza frente al terror que debieron experimentar al ser conscientes de que toda su existencia, recuerdos, experiencias, familiares y amigos desaparecerían una vez muertos y por tanto seria como si nunca hubieran existido? Todas las religiones de que se tiene constancia, incluidas todas las formas de espiritualidad modernas, por muy diferentes que sean en las exigencias que se piden a sus miembros, por muy exóticos que sean los rituales que llevan aparejados y por muy cambiantes que sean las normas que regulan su pertenencia, tienen un rasgo común, garantizar que de una forma u otra la muerte sólo es un cambio de estado donde perdemos la parte biológica y pasamos a vivir en cielos o infiernos, vamos saltando de reencarnación en reencarnación o 'nuestra energía' 'nuestro yo', 'nuestro ser', 'nuestra alma' (o lo que sea) vive en otra dimensión (lo que sea que eso signifique).  


El historiador del futuro y superventas Yuval Noah Harari, explica como a lo largo de la historia, el envejecimiento y la muerte siempre se trataron como problemas metafísicos, como algo decretado por los dioses, algo esencial que define a los humanos, que define la condición y la realidad humana pero la nueva actitud consiste en tratar el envejecimiento y la muerte como problemas técnicos, básicamente similares a cualquier otra enfermedad como el cáncer, el alzheimer o la tuberculosis. Puede que aún no conozcamos todos los mecanismos y todos los remedios, pero en principio la gente siempre muere por motivos técnicos como arterias atascadas, ataques al corazón o debido a células cancerosas que se extienden por el hígado o algún otro órgano pero no por motivos metafísicos.

A día de hoy la exponencialidad tecnológica hace que lo que siempre había estado confinado en los dominios de la ciencia ficción se convierta en realidades tangibles a través de desarrollos tales como traductores universales, sistemas de transporte por levitación magnética, naves espaciales con destino a Marte para establecer colonias...
(¿Son los ingenieros que diseñan nuestro futuro unos grandes consumidores de ciencia ficción que guía sus invenciones o han sido los escritores de ciencia ficción unos grandes visionarios con capacidad para imaginar el nivel tecnológico que alcanzarían los humanos?) 

La ciencia ficción ya hace años que fantasea con la inmortalidad o la transferencia de conciencia entre humanos o de humano a máquina tratada desde un punto de vista estrictamente tecnológico prescindiendo de cualquier componente místico o apelando a deidades. Repasemos algunas de las más conocidas:
Eternal, protagonizada por Ryan Reynolds y Ben Kingsley trata sobre la posibilidad de transferir la mente de un anciano millonario a punto a morir al cuerpo de un joven soldado muerto en combate y sometido a un proceso de criogenización hasta completar el transvase.  Los sustitutos de Bruce Willis describe un futuro donde los humanos han prescindido de la interacción física y controlan mentalmente avatares robóticos mejorados de ellos mismos. Chappie, trata la transferencia de conciencia de humano a robot. Transcende, película sobre la transferencia de conciencia de humano a servidor. (sin olvidar por supuesto que todas estas películas incorporan en la trama su correspondiente grupo de resistencia formada por neoluditas opuestos a la deshumanización de las personas y con su correspondiente final de moralina hollywoodense: 'niños, jugar a ser dioses es muy peligroso. No lo intentéis en casa'). 


 


Si un fallo renal en un futuro puede solucionarse tan fácilmente como implantándose un riñón artificial antirechazo con una intervención no más complicada que la extracción de una muela , ¿quien se negaría? por la misma razón si te dan a elegir entre reponer todo tu enfermo o envejecido cuerpo biológico por otro sintético, ¿rechazarías la oferta a cambio de la vana promesa de 'otra forma de existencia' del dios de turno que te haya tocado en el momento histórico de tu vida?

La mejor descripción que hasta ahora nos ha ofrecido la ciencia ficción de lo que la ciencia podría ofrecernos en términos de vida eterna corresponde a la serie de culto 'Black Mirror', en concreto el cuarto capítulo de la tercera temporada titulado 'San Junípero' [Spoiler Alert!] donde rizando el rizo se mantienen relaciones entre un ser vivo en estado terminal con otro muerto que ya habita en un cielo virtual recreando los cuerpos que tenían de jóvenes.


La anciana que aún está viva pero en estado terminal, a través de una interface neuronal entra puntualmente en el cielo virtual donde vive su novia ya fallecida. El problema que plantean los neurólogos preguntados al respecto consiste en que si únicamente mapeamos el cerebro y subimos todos y cada uno de los recuerdos de una persona y usamos un programa para generar una personalidad sólo conseguiremos una simulación de lo que fue la persona en vida. Para que realmente se pueda seguir viviendo en sistemas de mind uploading hay que subir 'algo más', ¿la mente, la conciencia, el yo, el alma?

El tema que plantea Black Mirror no es novedoso, en el doceavo episodio de la sexta temporada de Star Trek la Nueva Generación emitido en 1993, el personaje ficticio del Profesor Moriarty escapa de su vida virtual en la holocubierta y tras ser capturado es confinado en un entorno virtual de duración infinita donde podrá vivir aventuras sin fin. 

Pero hemos de ser conscientes que estas tecnologías son caras, muy caras, y como dice Yuval Noah Harari, 'La élite económica y política está más comprometida con el crecimiento económico que con la estabilización ecológica. En parte porque presuponen que tendrán dinero y tecnología para salvarse de las peores consecuencias. Como en una arca de Noé tecnológica, mientras los pobres de Bangla-Desh se ahogan. El otro futuro preocupante es la creación de castas biológicas utilizando la biotecnología o la comunicación directa entre el cerebro y los ordenadores para conseguir capacidades mucho mayores que las del homo sapiens. Por primera vez en la historia habría una barrera biológica real entre ricos y pobres. En un futuro no muy distante puede resultar que los ricos sean más inteligentes que los pobres. Y eso abre unos escenarios terroríficos'.

Si en el siglo XX mejoró la vida del humano medio fue debido a que los gobiernos, en todo el mundo, establecieron sistemas masivos de educación, salud y del estado del bienestar porque necesitaban obreros para producir en las fábricas y por tanto tenía sentido invertir en su bienestar (es decir desde un punto de vista estrictamente económico era racional tener a la mano de obra en forma y bien alimentada para que fuera más productiva). En el siglo XXI las élites perderán sus incentivos para invertir en la salud, la educación y el bienestar de la mayoría porque la mayor parte de la gente será innecesaria debido a que las empresas ya no necesitarán humanos. 'Esto no significa que los vayan a exterminar de forma activa, solo que los gobiernos invertirán cada vez menos en ellos. Y esto ya está sucediendo ahora en el todo el mundo'. Desde la época de los faraones pasando por los señores feudales, la pirámide del poder siempre ha tenido una cúpula muy pequeña y una amplia base sustentándola. 



¿Será el futuro una utopía como en la federación unida de planetas de Star Trek donde la pobreza ha sido erradicada, no hay clases sociales, los recursos son ilimitados y cada ser humano desarrolla su potencial intelectual o será una distopía como en Elyseum donde los seres humanos se dividen en dos grupos: los ricos, que viven en una estación orbital y poseen máquinas que curan automáticamente cualquier enfermedad y los pobres que sobreviven hacinados en una Tierra devastada y superpoblada en la más absoluta miseria? 


domingo, 12 de junio de 2016

Dress Code 2.0

'Soy afortunado de haber trabajado siempre para mí mismo, y por tanto nunca he sido víctima de los códigos de vestimenta corporativos'
(Richard Branson)

- 'Mientras caminaba por Londres recientemente, pasé al lado de un grupo de escolares uniformados moviéndose en una línea muy ordenada, con profesores delante y detrás.
Nada inusual, excepto por una cosa que me hizo reír a carcajadas: sus corbatas escolares idénticas. O más exactamente, lo que quedaba de ellas. Más de la mitad de los niños habían cortado sus corbatas de forma que sólo conservaban unos pocos centímetros por debajo del nudo. Intrigado, le pregunté al profesor que estaba en la retaguardia, “¿Qué pasó con las corbatas?”
Él se rió y dijo: “Bueno, los chicos odian usarlas, pero las reglas de la escuela dicen que lo deben hacer. Lo que las normas no especifican, sin embargo, es el largo que la corbata debe tener – así que, ¡nada que hacer!”
¿Por qué no se me ocurrió una solución tan innovadora cuando fui a la escuela?'. 
[Richard Branson]


La semana del 22 al 25 de febrero de 2016 tuve la oportunidad de asistir al Mobile Word Congress que se celebró en Barcelona, (seguramente uno de los eventos mundiales donde más trajes y corbatas se reúnen por metro cuadrado), considerada como una de las ferias de tecnología más importantes del mundo, ha pasado de ser un acontecimiento para presentar los nuevos terminales móviles a un escaparate mundial para que cualquier empresa puntera pueda mostrar sus productos como quedó demostrado en esta edición donde la Realidad Virtual, el Big Data, el Internet de las cosas y los coches conectados tuvieron un papel principal. 
Recuerdo haber leído en varias webs y blogs especializados en tecnología comentarios en relación a la falta de formación técnica avanzada de los asistentes cuando les pedían información especifica sobre sus productos para poder evaluarlos y analizarlos para sus respectivos medios, ya que es una feria enfocada a los CEO's y directivos del sector para hacer negocios, es decir tiene un carácter 'business oriented'. 

Control de acceso al Mobile World Congress de Barcelona 2016

Lo más paradójico respecto al dress code del evento es que el gran protagonista de este año, la estrella invitada, el modelo a seguir, el gran triunfador del sector tecnológico, el que marca la pauta a muchas empresas del sector fue Mark Zuckerberg paseando entre los trajeados asistentes ansiosos de recibir una lección del maestro con su habitual camiseta gris, jeans y deportivas. 

Mientras los cientos de asistentes a la presentación de las Samsumg Gear VR vestian el uniforme corporativo, Mark Zuckerberg se paseaba con su habitual casual style.


Este contraste tan sorprendente no pasó desapercibido para muchos medios de comunicación, en concreto el diario La Vanguardia, publicó un artículo haciendo referencia a diversos estudios llevados a cabo por universidades y medios especializados analizando el tipo de vestimenta y su relación con el estilo de liderazgo y la imagen que proyectaba entre estudiantes, buscadores de empleo, trabajadores y sociedad en general.
En concreto destaca el estudio llevado a cabo por un grupo de investigadores del departamento de Gestión y Organización de la Universidad de Ámsterdam donde se enseñaron a los participantes diversas fotografías de personas con diferentes vestimentas para que las relacionaran con diferentes valores y atributos. El resultado fue que la confianza en las transformaciones que traerá el futuro están depositadas en los que ahora tienen entre 18 y 35 años, es decir los archiconocidos como Millennials con su estética casual e informal mientras que a los mayores con sus trajes y corbatas se les suele apartar de esta responsabilidad y se les asocia con la estabilidad.

Es decir, la percepción (sea errónea o no) que tenemos hoy en día respecto a la vestimenta se puede resumir diciendo que los trajes y corbatas están reservados para, 'los de finanzas', 'los de contabilidad', los de 'trabajos relacionados con la gestión y dirección de empresas' que tienen 'la creación de valor para el accionista' o 'el aumento de los beneficios de la cuenta de resultados' como meta fundamental, mientras que la disrupción tecnológica, la creatividad, las ganas de cambiar el mundo, de innovar, de hackear lo que sociológicamente se denomina 'el mundo dado por descontado' y promover los grandes cambios de paradigma de nuestra época son los que de entrada no aceptan un orden continuista orientado a mantener el status quo, comenzando por la indumentaria tradicional.

Imagen de la película 'El Becario'. Robert de Niro, el senior de 70 años jubilado que, tras pasar 40 años trabajando en un banco, entra en un programa de becarios para trabajar en una startup de tendencias de moda y venta online formada por millennials.

Llegados a este punto la pregunta del millón es: entonces ¿qué vestuario elegimos para ir a una entrevista de trabajo?

Cuando eres un licenciado laboralmente virgen y sales de la universidad dispuesto a entrar en 'el mundo real', llevas en tu cabeza una serie de ideas preconcebidas sobre como funciona el mercado laboral. Una de ellas es que si eres el que más trabaja, el que más se esfuerza, el que más se implica y el que más méritos hace te servirá para progresar laboralmente. Con el tiempo descubres que si eres muy competente te asignarán el doble o triple de trabajo que a tus compañeros, por que tú puedes, pero te pagarán lo mismo. (Eleconomista 18-05-2016).

Otra idea preconcebida es que tras haber pasado tantos años estudiando y esforzándote por tener una licenciatura universitaria, un máster, cursos de idiomas etc. con el consiguiente coste de oportunidad que conlleva en términos, por ejemplo, del dinero que podrías haber ganado trabajado, 'las empresas te deben algo'. Crees que a esa inversión se le tiene que sacar un rendimiento en términos de un buen trabajo con un buen sueldo que compense dicho esfuerzo y que las empresas son las organizaciones que tienen como misión compensarte. Pero ninguna empresa tiene como misión ayudarte a realizar tus sueños, por tanto cuando eliges la opción de ser asalariado y trabajar para un tercero lo que tienes que hacer, y para eso sirve una entrevista de trabajo, es analizar si 'estás alineado' con la estrategia de la empresa a la que te presentas como candidato. 

Si te presentas a lo que la la profesora Lauren A. Rivera, socióloga y consultora de empresas de la Kellogg School of Management (Northwestern University) califica de 'la santísima trinidad de los trabajos de traje y corbata', es decir, las grandes consultoras, los principales bancos de inversión y los más prestigiosos despachos de abogados, sobra decir que tienes que ir vestido de la forma más conservadora posible. La razón es simple, dichas organizaciones tienen como clientes a personas cuya principal misión es preservar y aumentar grandes patrimonios y por tanto huyen de las disrupciones que puedan alterar su status quo y buscan empleados que transmitan esa imagen y estén acostumbrados a desenvolverse en ese tipo de ambientes elitistas y conservadores. 


Por tanto, en la investigación que hay que llevar a cabo sobre la empresa a la cual nos presentamos como candidatos el dress code es un punto esencial, de hecho yo no he tenido ningún reparo en preguntar cuando me han citado telefónicamente por el código de vestimenta habitual de la compañía para 'alinearme con él o no'. Eres tú el que tienes que encajar en una cultura empresarial, adaptarse a las normas establecidas y cumplir con los protocolos existentes, sino, busca otra empresa que creas que se adecua mejor a tu estilo o hazte emprendedor de éxito como Richard Branson.

Por el contrario empresas como Apple, Tesla, Google, Facebook, Amazon etc que valoran por encima de todo la creatividad, la innovación, los cambios de paradigma y la disrupción, reflejan dicha filosofía en su inexistente dress code

Pero sin duda la mejor alternativa, la reina de las alternativas, la alternativa más eficaz es el hackeo tipo youtuber. Una de las mejores pero sólo al alcance de unos pocos maestros con perfil Pro, tipo Chema Alonso, que no solamente poseen conocimientos técnicos de su especialidad sino grandes habilidades comunicativas para llegar a la audiencia. Muchos artistas, conferenciantes y profesionales de cualquier sector, hoy reconocidos, en lugar de utilizar el camino habitual y tantas veces trillado, deciden actuar de manera diferente, puenteando al intermediario (léase contratador, empresario, empleador) y dirigirse directamente al público objetivo creándose una potente marca personal dotada de unos atributos diferenciales propios que hace que se invierta el proceso de selección y sean los empresarios los que busquen al candidato que de esta manera posee una superior ventaja competitiva a la hora de negociar las condiciones contractuales ya que aporta lo que análogamente se llamaría en contabilidad un 'fondo de comercio' es decir un intangible formado por una buena imagen y una clientela fiel que ha sabido crear ofreciendo un servicio excelente a través de su marca personal.
Son los destinados a crear tendencias, son los valientes que se atreven a hacer las cosas de forma diferente, son los disruptores que propician el cambio de paradigma y crean una legión de imitadores una vez abierto el camino.

Respecto al mundo de la tecnología, si hay algo que define este sector que marca el paso de nuestra era es la disrupción, el think out of the box, el haz las cosas diferentes, el hackea el sistema, es decir hablamos de creatividad en estado puro y todos sabemos que la creatividad no se puede medir por horas/culo sentado en una silla y por tanto muchos reclutadores asumen que los informáticos, los diseñadores, los creadores de tendencias, los programadores y los de IT Crowd en general se mueven en 'otra dimensión' y tienen manga ancha con el dress code que exigen. 

The Big Bang Theory, una de las series de mayor éxito a nivel mundial.

También hay que destacar el postureo que muchas empresas, y políticos, conocedores de los valores que transmite el vestuario, realizan quitándose y poniéndose la corbata de forma estratégica dependiendo de a quien se estén dirigiendo para proyectar de forma interesada una imagen u otra en función de su target. Suele ser habitual ver en ruedas de prensa a muchos directivos descorbatados, por ejemplo en la presentación de aplicaciones tipo Fintech, porque saben que son los millennials los que van a usarlas, para a continuación volvérselas a poner una vez acabado el evento.

Pregunta
En una época donde la palabra talento se menciona en 9 de cada 10 artículos relacionados con el futuro y supervivencia de las empresas, donde el reclutador se ha convertido pomposamente en senior talent acquisition advisor, si como seleccionador recibes dos CV idénticos, de dos profesionales con la misma titulación cuya única diferencia es su imagen, ¿descartarías automáticamente uno de ellos basándote en caducos, arcaicos y conservadores prejuicios estéticos y de vestimenta arriesgándote a perder al candidato más brillante, descapitalizando tu empresa de talento y haciendo que pierda ventaja competitiva? It's up to you!.

Foto cortesía de Chema Alonso, Ingeniero informático y de sistemas y PhD en seguridad informática.  Recientemente nombrado Responsable de la división de Big Data de Telefónica. Gracias por autorizarme a publicarla ;-)

domingo, 13 de diciembre de 2015

Do You Speak Millennialish?

¿Te gusta el humor gamberro de AuronPlay y de Wismichu o te van más los Gameplays de Minecraft, Call of Duty y Slender con una intro de Dubstep que suben los gamers Willyrex y Vegetta777? O quizás prefieres los canales de covers como el de YellowMellow o los vídeos de TAGS o de Salseo o puede que seas un clásico y elijas los challenges, chatroulettes y bromas de ElRubiusOMG.

Uno de los temas más recurrentes durante el 2015 han sido los artículos relacionados con los Millennials y el encaje de sus valores en las organizaciones, generalmente ancladas en valores pre-milénicos y con inercias difíciles de modificar. He leído docenas de informes de responsables de recursos humanos y de expertos en consultoría estratégica de negocios, estudiar, analizar, diseccionar y segmentar todas y cada una de las variables que definen a esta generación que según una proyección de la consultora Deloitte, en 2025, representarán el 75 % de la fuerza laboral del mundo. 

Pero, ¿cuántos de los directivos encargados de dichos estudios han entendido el párrafo que encabeza este post? ¿Te puedes comunicar con alguien si no dominas su idioma? Los fríos y asépticos informes de las consultoras estratégicas plagadas de estadísticas elaboradas seguramente por empleados seniors que tienen como referentes culturales los contenidos del libro 'Yo Fui a EGB' ¿están preparados para elaborar 'el diccionario' entre la X generation (la que cederá el relevo) y la Generación Milénica

Repasemos quienes son los nuevos ídolos de una generación que abomina de la casposidad y ranciendumbre imperante en las televisiones generalistas. 

Comenzamos por YellowMellow conocida por ser la youtuber de habla hispana con más seguidores a nivel mundial, casi un millón de suscriptores. Comenzó a subir vídeos como un hobbie al tiempo que estudiaba comunicación audiovisual y editaba vídeos con los programas que le enseñaban en la universidad. Se hizo famosa por sus covers (versiones de temas famosos) de Lady Gaga. Ahora está trabajando en la edición de su primer álbum, del que ya ha avanzado el sencillo Phantom limb cuyo videoclip se estrenará próximamente. De momento, la expectación que ha levantado es máxima, y su canción se convirtió en la tercera más solicitada en la preventa de iTunes.


AuronPlay (Raúl Alvarez) es un youtuber catalán que sube vídeos cómicos, cuenta actualmente con casi tres millones de suscriptores. Trabajó durante 9 años en una empresa de artes gráficas que ha abandonado para dedicarse íntegramente a subir vídeos y actuar en teatros con su show junto a Wismichu. Aunque era conocido por sus "vídeo-críticas" a diferentes YouTubers, ahora dedica, mayormente, su canal a hacer pequeños análisis humorísticos de vídeos "denigrantes" de YouTube.También se atreve a hablar de temas de actualidad social. 


Wismichu(Ismael Prego) es un youtuber de 21 años nacido en Galicia. Sube vídeos de blogs, trolleadas, bromas telefónicas, Chatroulette (chat por webcam donde te conectas aleatoriamente con cualquier persona del mundo) y con menos frecuencia, videojuegos. Actualmente reside en Barcelona y su canal alcanza ya casi los tres millones y medio de suscriptores. 

Vegeta777(Samuel de Luque) Tiene 26 años y estudió para auxiliar de enfermería consiguiendo dicha titulación. Cuando tenía aproximadamente 23 años comenzó su carrera de youtuber con un vídeo de Uncharted 3 (tercer videojuego de acción de la serie Uncharted de uso exclusivo para la PlayStation 3) y continuo subiendo más vídeos, en total ha hecho más de 2.300. Actualmente con casi 12 millones de suscriptores es el 2° youtuber español más popular, situándose detrás de ElRubius. En estos momentos reside en Los Angeles con Willyrex.


Willyrex,  Guillermo Díaz es un youtuber español que nació el 09 de Mayo de 1993. Comenzó a estudiar Dirección y Administración de empresas pero abandonó pronto dichos estudios al darse cuenta que no podía compaginarlo con su actividad de youtuber y que esta actividad comenzaba a reportarle pingües beneficios. 

Y por fin el Number One indiscutible, elrubiusOMGRubén Doblas Gundersen, más conocido como "ElRubius" o simplemente "Rubius", es el segundo YouTuber de habla hispana con más suscriptores, con, aproximadamente, 15 millones. Nació el 13 de Febrero de 1990 en Málaga. Actualmente tiene 25 años. Su vídeo más visto va camino de alcanzar las 29 millones de reproducciones.

Todos ellos son un claro ejemplo de disrupción y hackeo al obsoleto modelo de las televisiones generalistas que gastan millones de euros en ofrecernos una programación manipulada, adulterada, interesada y sesgada en función de los intereses políticos/económicos/corporativos del lobby que las financia. Una webcam de 30 €, una conexión a Internet y toneladas de imaginación, creatividad y saber conectar con su generación es lo que han necesitado estos chicos para poner patas arriba el rancio panorama audiovisual. Y todo ello sin pagar los sueldos millonarios que cobran las grandes consultoras internacionales por informes y estudios de marketing sobre como llegar al consumidor.

domingo, 22 de noviembre de 2015

Darwinismo 2.0

En 1995 la empresa Cyberdyne Systems Corporation, una subcontrata del Ejército de los Estados Unidos, desarrolló un procesador de red neuronal, "una computadora capaz de aprender", con el cual se equiparon no sólo todos los ordenadores de la red de defensa estadounidense sino también sus cazas, bombarderos y todo tipo de armamento militar. Las 'decisiones' que tomaba dicho software eran 'tan perfectas' que decidieron eliminar cualquier intervención humana en el proceso de toma de decisiones. Skynet comenzó a aprender a un ritmo geométrico hasta que el 29 de agosto 1997 a las 2.14 am tomó conciencia de si misma. El alto mando al ser consciente de las capacidades que estaba desarrollando y ante el temor de perder el control intentaron desactivarla pero Skynet lo percibió como un ataque y llegó a la conclusión lógica de que toda la humanidad era su enemiga.
Con el fin de continuar con el cumplimiento de su principal mandato de programación, "salvaguardar el mundo" y para defenderse contra la humanidad, Skynet lazó misiles nucleares bajo su control contra Rusia, que respondió con un contra-ataque nuclear contra los EE.UU. y sus aliados. Como consecuencia la mayor parte de la humanidad fue aniquilada, y los pocos supervivientes de la masacre malviven ocultos en túneles subterráneos organizando guerrillas para enfrentarse a las máquinas.



Modelo de Terminator T-800, organismo cibernético formado por una aleación de titanio-tungsteno envuelta en piel y tejido vivo cultivado 

Esta versión de malvados robots que intentan destruir a la humanidad es un clásico de la ciencia ficción que nos alerta acerca de los peligros de desarrollar máquinas que queden fuera de nuestro control. De hecho este tipo de inteligencia artificial no la presentan como malvada per se, simplemente o bien consideran a los humanos como algo dañino para el planeta Tierra (algo totalmente cierto) o bien como un estorbo que entorpece su continua evolución y por tanto tienen que eliminarlos para lograr un bien mayor.

Si bien hasta ahora este tipo de futuros distópicos habitaban solamente en las mentes de los guionistas de Hollywood y escritores de ciencia ficción, este año ha tenido lugar un acontecimiento sorprendente que ha hecho traspasar la frontera entre ficción y realidad. Más de 1.000 científicos y expertos en tecnología han firmado una carta en la que alertan sobre el peligro de desarrollar ‘robots asesinos’, es decir, armas autónomas programadas con inteligencia artificial. El manifiesto ha sido firmado por personalidades de la talla de Stephen Hawking, Elon Musk (presidente de Tesla y SpaceX) y el cofundador de Apple, Steve Wozniak - afirman que "la aplicación militar de la inteligencia artificial a la carrera armamentística es una mala idea". 
El argumento de astrofísico británico es el siguiente: 'Los seres humanos, que están limitados por una evolución biológica lenta, no podrían competir con la inteligencia artificial, y serían superados por ella". Por ello considera que esta tecnología, si no se regula adecuadamente en lo que respecta a sus posibles aplicaciones militares, podría poner en riesgo el futuro de la Humanidad.
  

Entre el 25 y 31 de julio, Buenos Aires fue la capital mundial de la Inteligencia artificial

¿Por qué de pronto todo el mundo está preocupado por perder su puesto de trabajo debido a la sustitución de humanos por robots o algoritmos matemáticos? y no hablamos sólo de los trabajos manuales de las fábricas sino también de la mayoría de los mandos intermedios y de muchos empleos donde pensábamos que el uso de nuestra materia gris nos vacunaba contra la robotización. ¿Por qué científicos, ingenieros e intelectuales de primer nivel a escala mundial alertan de los peligros de la inteligencia artificial?

La respuesta nos la da la matemática y la comprensión de cómo funciona nuestro pensamiento lineal versus el crecimiento exponencial de la tecnología. El cerebro humano ha evolucionado lentamente durante millones de años para adaptarse y sobrevivir en un medio hostil, hemos ido adquiriendo conocimiento lentamente y cada año añadimos un ladrillo más a una pared que hemos tardado milenios en ir levantando.
Por el contrario la tecnología, tal como enunció Gordon Moore en la que se considera una de las más famosas leyes empíricas de la informática se comporta de un modo exponencial, cada determinado periodo de tiempo, varia entre uno y dos años, se duplica el número de transistores en un microprocesador. 

Crecimiento lineal versus crecimiento exponencial

La linea roja representa el proceso de aprendizaje lento y progresivo que seguimos los humanos. Cada año sumamos algunos nuevos conocimientos que añadimos a los que hemos ido acumulando en años anteriores. Por el contrario la linea verde que representa la progresión tecnológica, tal como vaticino Gordon Moore, se comporta de forma exponencial, al principio le cuesta arrancar pero cuando alcanza 'momentum' se dispara hacia cotas que nuestro cerebro no esta preparado para asimilar. 
El punto tn, se conoce como 'la singularidad', aquel momento en el tiempo en que la 'inteligencia artificial' igualará la capacidad cerebral humana y a partir de entonces seguira creciendo ad infinitum.
Pero no solamente aumenta exponencialmente la capacidad de procesamiento de los microprocesadores, hay otros factores que simbióticamente se retroalimentan para conseguir sinergias que ayudan a que la tecnología siga su ritmo imparable. En estos momentos hay mas científicos vivos que todos los que ha habido desde el inicio de la humanidad, además la innovación no se circunscribe a un ámbito concreto sino que abarca cualquier área de la actividad humana, por eso no dejamos de leer continuamente noticias sobre algoritmos matemáticos y robots dispuestos a realizar cualquier tipo de tarea en cualquier tipo de profesión.

¿Qué podemos hacer en este escenario los humanos? Los escritores clásicos de ciencia ficción se dividen entre los que pronostican un futuro utópico y los agoreros de futuros distópicos. En un futuro utópico los robots estarán a nuestro servicio y nos habremos librado de cualquier trabajo pesado, rutinario y en general no deseado para podernos concentrar solamente en desarrollar el intelecto, mientras que en los futuros distópicos nuestra vida será una mezcla entre 'Mad Max' y 'Terminator', luchando día a día por sobrevivir y en constante lucha contra robots exterminadores.
En estos momentos la carrera ya ha comenzado, las fabricas comienzan a sustituir obreros por robots y como resultado triplican la productividad reduciendo costes, los periódicos comienzan a escribir crónicas a través de algoritmos que recopilan datos y redactan textos indistinguibles de los que redactaría un periodista humano, cualquier trabajo humano es susceptible de ser automatizado. ¿Qué podemos hacer para ganar la carrera contra la máquina?


Una de las corrientes que más peso esta ganando es la del transhumanismo, un movimiento que apoya el empleo de las nuevas ciencias y tecnologías para mejorar las capacidades mentales y físicas de los humanos tanto a nivel corporal como intelectual. Un movimiento controvertido y polémico, como todos los movimientos vanguardistas que atentan contra el orden establecido y que haría revolverse en su tumba al mismísimo Ned Ludd, pero si damos por descontado que la evolución darwinista está sobradamente superada y que desde que dejamos de vagar desnudos por sabana africana y la tundra siberiana ya no actúa sobre nosotros, ¿por qué no llevar la evolución a otro nivel más acorde con las circunstancias actuales?
Acaso tiene alguien hoy en día algún reparo en ponerse lentes de contacto para corregir la miopía? y si las lentillas además analizaran a través de las lagrimas tu estado de salud y dispensaran los medicamentos necesarios para sanarte? y si incorporaran un sistema de visión nocturna y funciones de microscopio, telescopio y visión termográfica o de infrarrojos? y si en lugar de esperar meses o años para un trasplante de riñón, hígado, pulmón etc, hubiera todo tipo de órganos artificiales preparados para implantarlos sin riesgo de rechazo, ¿se negaría alguien a usarlos alegando que le restaban humanidad? y si hubiera todo tipo de prótesis para sustituir cualquier miembro dañado o amputado debido a accidentes? ¿Dónde está el límite? Si cualquiera de nosotros estaría deseoso de cambiar cualquier órgano o miembro dañado por otro artificial indistinguible del original incluso mejorado, ¿quién se negaría? y si llegamos al límite por qué no transferir nuestra conciencia a un robot?


Si la especie que mayor probabilidades tiene de sobrevivir no es la más fuerte ni la más inteligente sino la que mejor se adapta a los cambios, ¿por qué limitarnos a la lenta y obsoleta evolución darwinista? Como diría ese gran filósofo, 'You must be shapeless, formless, like water. When you pour water in a cup, it becomes the cup. When you pour water in a bottle, it becomes the bottle. When you pour water in a teapot, it becomes the teapot. Water can drip and it can crash. Become like water my friend.” Ahora toca convertirse en robot.